Buscar
  • Flores de Apodaca

La importancia de protegernos del sol y cuidar nuestra piel


El verano ya está a la vuelta de la esquina, y por ello hoy hablaremos en nuestro blog de la importancia de protegernos del sol y cómo cuidar nuestra piel.


¿SABIAS QUÉ?


Los rayos ultravioletas (UV) se dividen en UVA, UVB y UVC. Estos últimos se quedan bloqueados por la capa de ozono, mientras que los otros llegan a la tierra… a tu piel.


Los rayos UVB son los que te broncean en el verano y constituyen aproximadamente el 5 % de radiación UV que nos llega del sol. Atraviesan la ropa fina, provocan quemaduras y en la arena y la nieve se reflejan aún con mayor intensidad. También pueden dañar la córnea porque se absorben con facilidad, por lo que debemos recordar la importancia de usar gafas de sol en condiciones muy soleadas. Se les atribuye un papel importante dentro de las causas de los diferentes cánceres de piel (melanoma, espinocelulares, basocelulares).


Los rayos UVA inciden durante todo el año, incluso en los días nublados y fríos. Constituyen un 95% de la radiación UV. Estos rayos no queman, ni duelen como los UVB, pero penetran hasta las capas profundas de la piel, causando manchas, melanomas, generan radicales libres y provocan el envejecimiento de la piel.

Cuida tu piel y prepárala para recibir el verano. Te invitamos a que consultes nuestros tratamientos. Estaremos encantados de asesorarte.

NUESTROS CONSEJOS

  • Siempre que estemos expuestos al sol, independiente de la época del año, es importante usar la protección solar.

  • Las cabinas UVA están desaconsejadas porque emiten radiaciones superiores a las que alcanza nuestra piel cuando la exponemos al sol.

  • No es recomendable exponer a los menores de seis meses al sol. De seis meses a dos años, si se exponen al sol, se debe usar protección solar mineral, y a partir de los dos años se recomienda la protección pediátrica de 50 SPF

  • La protección solar mineral tiene varios nombres y se hace con ingredientes como óxido de zinc o dióxido de titanio, por eso se llama mineral. Este tipo de protección se queda en la capa superior de la piel, desviando los rayos solares. Es ecológica y no se extingue con la exposición a las radiaciones UV.

  • La piel absorbe la protección solar química, que puede causar irritación y se extingue con las radiaciones UV, por lo que es necesario aplicarla, para que sea efectiva, cada dos horas si estamos expuestos al sol y 15-30 min antes de exponernos a él.


Cuida tu piel y prepárala para recibir el verano. Te invitamos a que consultes nuestros tratamientos. Estaremos encantados de asesorarte.


Solicita más información en el 663 27 43 78.


#clínicafloresdeapodaca #estética #dénia #piensaenti #ganasdeverte


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo